jueves, 9 de abril de 2015

Te quiero tanto mi pequeña

Esta entrada se la tengo que dedicar a ella, a mi locura, la quiero tanto.....


A tí mi pequeña:


 Desde que me enteré que estaba embarazada me cambió el chip, lloré de emoción al enterarme, reía y lloraba a la vez, había una cosa minúscula dentro de mí, una cosa mía a la que amaría para el resto de mi vida pero enseguida también me entró un miedo tan grande.... empecé a preocuparme por mil cosas, sobre todo porque todo saliese bien, porque no quería hacer nada que te pudiese hacer daño....

En ese momento dejé de pensar sólo en mí, en papá, en el trabajo, en la casa o los amigos, en si estoy cansada o que me pongo hoy.. A partir de ese momento tú eras mi pensamiento principal y desde ese momento hasta hoy tu eres mi razón de ser.

A pesar de que el embarazo fue difícil por una cosa que los médicos llaman "útero irritable" y de que  tuve que hacer bastante reposo y tomar medicación para parar esas prematurísimas contracciones todo salió bien y unos días antes de lo previsto te tenía en mis brazos. 

Como explicarte con palabras lo que siento por tí Blanca, ya eres parte de mí, si tu ríes yo soy feliz, si tu lloras se me encoge el alma... Me muero de amor cuando me echas los brazos, cuando me necesitas para dormir, cuando dices "ma- má" y me buscas.. (vas a cumplir 10 meses y sólo dices mamá desde hace unas semanas). Cada primera vez tuya la vivimos papá y yo con tanta emoción, recuerdo las primeras risas, primeros baños, primer viaje.... Ahora estás especialmente graciosa, gateas, te pones de pie sola, dices que no con la cabeza, señalas la luz con el dedo, dices mama, papa, haces las palmitas, te encanta jugar al pilla pilla con nosotros, te pones nerviosa y ríes a carcajada.

Evidentemente ser mamá también es agotador, a veces no tengo ni tiempo de mirarme al espejo, cuantos años hacía que no iba en deportivas a comprar y ahora a veces ni me las quito, pero no cambio ni un segundo de tí por mí, no me quiero perder nada de tu vida, ni una sola sonrisa ni descubrimiento nuevo, cada día me sorprendes con algo nuevo y aquí esta tu mamá pesada móvil en mano para captarlo todo!!!

Blanca igual cuando seas mayor lees esto, si es así que sepas que eres y serás lo mejor que me ha dado la vida, te aseguro que no se puede querer más y probablemente el día que tu seas madre me entenderás; siempre estaré a tu lado, para lo bueno y lo malo, siempre podrás apoyarte en mí y yo te agarraré la mano muy fuerte toda la vida. Te intentaré guiar de la mejor manera, me equivocaré por supuesto, pero desde aquí de digo que siempre me tendrás a tu lado, siempre te amaré.


Papá y yo te adoramos pequeña, nos haces inmensamente felices.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada